Comer Smart

Testimoniales

ADOLFO OSOC y JEANNETH LA ROSA

El coaching nutricional ha cambiado mi forma de comer, de ver la vida. Comer es delicioso, pero si es natural, es infinitamente mejor….Hay que respetar nuestro organismo, y para ello al menos debemos darle 20 minutos por comida….Eso me lo ha regalado Comer Smart.

La Banda gástrica me sirvió como un "PARE" en el momento de ansiedad: tocaba debajo de mi ombligo y me imaginaba la cinta roja, y recordaba el procedimiento de toma de agua, y luego todo siempre era más fácil.

Me ayudó mucho no solo con lo concerniente al tema de la banda, sino al manejo del estrés, la cual es una de las grandes causas de la mala alimentación y de la generación de grasa extra, desde que inicié al día de hoy ya he bajado 21 kilos.
Recomiendo que se inscriban, a nosotros nos está cambiando la vida, comiendo rico y saludable, y sin estrés.

CAMILA MERINO

La técnica me pareció excelente. Sinceramente, al comienzo no lo podía creer, entré desganada, pero desde la primera sesión fue como si mi vida entorno a la comida hubiera cambiado. Dejé de preocuparme. Me gustó la manera en la que te explican y te plantean las cosas. Logras relajarte y entender todo de una manera simple. Los problemas simplemente desvanecen. No le agregaría nada y tampoco le quitaría nada, creo que todo es preciso. Entiendes con claridad y las sesiones son completas.

El coach fue espectacular. Los conocimientos eran profundos y el manejo y actitud perfecta para relacionarse con los pacientes/alumnos. Aprendes las cosas con facilidad y claridad, todo es bien simple y entiendes los temas de una manera que los puedes poner en práctica rápidamente.

Al comienzo, fue extraño. Me dio resultados inmediatos. Dejé de comer, me sentía satisfecha muy rápido y empecé a relajarme más. Aprendí a lidiar con mi ansiedad totalmente. Me gustó, son audios verdaderamente satisfactorios.
El programa me pareció completo y positivo, en el sentido de que pude lograr mis objetivos. No le quitaría nada y tampoco le agregaría nada. Me parece que está bien.

Al entrar a Comer Smart, sinceramente, la vida me cambió. Siempre pensé que era muy simple el proceso de bajar de peso: haces dieta y ya está. Sin embargo, lidié tantos años con eso, que ya me era difícil y mis niveles de ansiedad eran incontrolables. Cuando comencé, no lo podría creer. Empecé a comer menos, de a pocos, me lleno con facilidad e intento comer más sano.

Siento que mi mente está más tranquila y en tanto a mi cuerpo, sé que estoy logrando mis metas a largo plazo. Estoy dando pasos más firmes y la satisfacción conmigo misma es mayor. Ya no vivo angustiada por el peso y por mis medidas.

Verdaderamente, que me ayudó bastante y no solo con el peso, sino en general. Pude cambiar mis hábitos y más que todo lidiar con mi problema principal: la ansiedad. Me siento muchísimo más tranquila y feliz con todo este proceso.

Al comienzo, nadie me creía pero al verme así, todos empezaron a notar el cambio en mí. Más que esfuerzo, es compromiso a hacer las cosas bien y dejar de preocuparse y desesperarse por bajar de peso. Ahora como de todo y no como antes. Estoy totalmente satisfecha con los resultados.

FRANCISCO COROS

Me gustó. Nunca hablan de dieta. Te enseñan a comer. No presionan. Nunca te pesan. Todo es a través de la enseñanza del comer, cómo comer, cuánto comer y otras técnicas que uno ni se imagina que pueden afectar.

En un inicio no creía en nada de esto. Lo hice pues venía en un paquete. Luego de unas sesiones, mañanas y noches me fui dando cuenta que estaba funcionando. Me gustó mucho.

JENNIFER BUENO

Durante el entrenamiento me sentí confiada, tranquila y agradecida por aprender tantas cosas que desconocía completamente y que me ayudaron a entender porque no podía bajar de peso y a la vez con una herramienta duradera para hacer sostenible este cambio en el futuro.

Me parece genial que haya sido personalizado porque no todos somos iguales, y cada persona necesita entender porque llego a sobrepesos u obesidad y corregir esos malos hábitos.

Al comienzo pensé que era lo que más me iba a funcionar porque pienso que el poder mental es muy importante, y en efecto me di cuenta que las consignas que se escuchan en los audios modifican nuestra conducta para lograr nuestros objetivos.

En cuanto al peso en mi caso lo note en mi ropa que cambie hasta dos tallas menos.

Cuando empecé el programa COMER SMART decidí que sería la última cosa que probaría para bajar de peso, porque en realidad ya había probado muchas técnicas, dietas y no había logrado que sea duradero.

Desde el inicio sentí mucha confianza con el coach incluso como si fueran más un amigo que solamente un servicio para bajar de peso; cuando comencé estaba muy alterada con la tiroides inflamada y taquicardias constantes porque aunque estaba Hipertiroidea, estaba gorda; a veces me sentía deprimida, casi ya no tenía autoestima y sentía que no encontraba un camino para bajar de peso, tenía 92 KG, estaba usando ropa Extra Large que me quedaba estrecha y talla 38 de pantalón.

Al pasar de las semanas me sentía cada vez mejor, deje cosas que me hacían daño y que siempre me encantaron como el Ajinomoto, los chizitos y el café, porque entendí que son malos para mi salud, nunca pensé que hacer pequeños cambios me ayudara tanto.

No me sentí en ningún momento obligada hacer cosas que no me gustan y sinceramente fue fácil llevar el programa y ver resultados. Hoy tengo 80 KG, uso ropa Large que me queda suelta o bien y uso talla 34 de pantalón.

Sé que me falta mejorar aún más, pero sé que lo podré lograr si sigo con los pasos que me enseñaron satisfactoriamente a COMER SMART. Mil gracias por todo :)

JUDITH SALAS

En líneas generales, me sentí bastante cómoda con el proceso. No hay la sensación de estar corriendo contra el reloj, o de un excesivo control limitándote a una dieta tradicional o un patrón ya conocido. La técnica te permite experimentar un proceso bastante natural y fluido en cuanto al cambio de hábitos en las comidas y de lo que te hace bien y mal.

En cuanto al coach: Buen manejo y excelente actitud, brinda mucha confianza, y llegas a sentir que el programa no es un somero servicio de entrevistador - entrevistado. Sobre el conocimiento, definitivamente cuenta con información que no la obtienes en el común, es bastante novedosa, y sobre todo que te ayuda a romper mitos comerciales sobre alimentación.

En cuanto a la banda gástrica virtual: Excelente! Afortunadamente contaba con el tiempo adecuado para poder aplicar los audios en casa, y me sirvieron muchísimo con el control mental de la ansiedad.

Llegué al programa por una cuestión de buscar la ayuda urgente a algo que se me escapaba de las manos y que veía ir en crecimiento con el sentimiento de que no había solución. Necesitaba algo nuevo fuera de las tradicionales dietas de nutricionistas en papel; necesitaba algo que no había probado antes: Mi problema mayor era el control mental (ansiedad). Las largas horas de trabajo, el estrés provocado por las responsabilidades en jefaturas que tenía, el poco dormir, el comer y no comer, el no balancear los aspectos de mi vida, y el no poder desarrollar ejercicios físicos por problemas de salud serios en zonas claves del cuerpo y no poder echar mi tensión, las medicinas… todo se desataba en ansiedad total.

El conocimiento otorgados para absorber mejor los nutrientes, experimentar cada semana con tipos de alimentos nuevos para saber cuáles me otorgaban mejores beneficios - y cuales me otorgan lo contrario hasta caerme pesados- , consejos para dormir mejor, y la hipnosis, retomar poco a poco ejercicios de bajo impacto y sentirme en confianza, todo fue parte de un proceso natural y fluido. Me encantó saber que muchos de los mitos sobre: desayunar como rey, almorzar como príncipe, y cenar como pobre, no siempre resultan a todos porque no todos llevamos la misma vida y nuestra mente es diferente. Aplicando estrategias correctas se puede lograr un cambio de vida que es sustancial y perenne.

Definitivamente, me siento mucho mejor hoy: Más estable, segura, y sobre todo calmada. Sin imaginarlo, perdí 8 kilos desde que inicie el programa y dejé el consumo excesivo de gaseosas! Les deseo muchos éxitos, ayudando a otras personas.

PAOLA ESPOZZITO

En este tiempo aprendí a seleccionar los alimentos, como están compuestos, de donde provienen, como mezclarlos, estos fueron aprendizajes positivos para mi alimentación futura y para mi casa.

Saber tomarme el tiempo en comer también fue importante, tomar la calma, masticar y digerirlos, sin prisas. Bueno sobre la banda gástrica virtual, la verdad si sirve, inconscientemente ingresa la información a tu cerebro y tú mismo comienzas a practicar de lo que debes o no debes.

En casi todas las sesiones me quedaba dormida y en las noches cuando escucho el audio también pero igual ingresa la información.

Me gustó mucho el programa, aprendí a aceptarme tal cual soy, aprendí a comer, a saber escoger los alimentos, a cómo combinarlos, el tiempo, los ejercicios, los audios, todo me gusto, ya que ningún nutricionista te dice el por qué debes de comer las cosas y te restringen y eso es peor, más ganas te dan de comer lo que te prohíben.

Gracias por todo y seguiré recomendando Comer Smart!

SERGIO MARFURT

He incrementado considerablemente mi conocimiento sobre "comer sano". Era un ignorante cuando llegué al programa, ahora siento que algo sé y que eso me va a hacer vivir con mejor salud.

He bajado 8 kilos, Aún lejos de mis objetivos, pero 100% consciente del camino a seguir. En otras palabras, siento que "la tengo clara". Y eso genera mucha confianza en uno mismo.

Todo esto depende de mí mismo, de nadie más. Ahora no necesito a nadie que me haga las dietas (ahora sí me puedo divorciar!). Como diría el hermano Pablo: He visto la luz! Convencido además que ahora sé comer sano y que nunca más necesitaré ayuda de terceros.

Por lo menos cuando hay ansiedad, sé que puedo comer cosas que no me hacen tanto daño. En vez de Gluten (pan, galletas, pizzas, panteón, tallarines, cerveza) puedo comer frutos secos (almendras, castañas, pistachos). Puedo comer frutas jugosas en vez de tomar gaseosas.

Y si quiero comer mucho, puedo comer una carne acompañada de verduras cocidas en vez de comerme un pan con chicharrón. En resumen, sumamente satisfecho con lo aprendido en este programa. Definitivamente me gustó. La generación de confianza en el paciente me parece una óptima propuesta de valor.

SILVANAR RAMOS

Me sentí muy cómoda con que no me pesaran y que la técnica se enfocará en descubrir o evidenciar la causa por la cual no bajo de peso. Al principio me dio temor porque sentí realmente que alguien metía las manos a mi estómago! Me pareció muy bueno desde la primera sesión deje de comer como lo hacía antes.

Desde mi primer embarazo no he tenido éxito con ninguna dieta. Este programa me ha abierto los ojos en cuanto a mis hábitos, mis reacciones que me llevan a comer y enfocarme en ellas primero antes que la comida.

Estoy nuevamente embarazada y gracias al Comer Smart no solo he bajado de peso sino que estoy controlando el peso de mi embarazo tranquilamente y sin angustia. Muchas gracias!

VALERIA DEL BUSTO

Fueron mejor que mis expectativas, sus consejos me ayudaron no solo a entender el significado de lo que es estar saludable, si no también a estar satisfecha conmigo misma. Ver el mundo de las dietas desde un ángulo diferente.

Además que cambios físicos, logre cambios internos. Pude entender quién soy en realidad y cómo funciona eso de "tener el peso perfecto". Me brindaron muchísima seguridad a mí misma y estoy segura que a lo largo de este proceso pudieron complementar lo que todavía no tenía muy en claro. Muchísimas gracias por todo el esfuerzo y el empeño que le pusieron a su trabajo, ha sido un placer tratar con ustedes.